Medio kilo de bacterias, suficiente para aniquilar a la humanidad

0
9

Clostridium botulinum es la sustancia natural más venenosa del planeta. Se trata del microorganismo que causa el botulismo y que, por ejemplo, suele estar presente en las latas de conserva que al abrirlas sueltan aire. Tan potente es este bacilo que la dosis necesaria para matar una persona es de 75 nanogramos (un nanogramo es la milmillonésima parte de un gramo), de modo que un bote de medio kilo sería suficiente para aniquilar a toda la Humanidad.

No es de extrañar que la cepa del clostridium botulinum esté bajo buen recaudo en los laboratorios, pues se teme que grupos terroristas puedan utilizarla como arma biológica. En 1984, la policía francesa encontró reservas de la bacteria en el laboratorio clandestino del grupo terrorista Fracción del Ejército Rojo. También planeó utilizarla en los años 90 el grupo japonés Aum Shinrikyo, el mismo que fumigó el metro de Tokio con gas sarín, y se sospecha que Al Qaeda también está detrás de este peligroso microorganismo.

La mortalidad por botulismo ha bajado desde el 90% a principios del siglo XX hasta el 10% en la actualidad, aunque si no es tratado adecuadamente puede alcanzar el 60%. El botulismo se produce principalmente por consumir conservas infectadas de verduras y frutas, aunque también está presente en embutidos y en verduras que han crecido en suelos contaminados.

Pero no todo es letal en torno al botulinum: su efecto exterior más notable es la paralización de los músculos del afectado, actuando a través del sistema nervioso. Es este efecto el que lleva a que millones de personas se inyecten voluntariamente un derivado del bacilo para planchar sus arrugas faciales: el célebre bótox.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here